Ya han pasado unos días desde que celebrásemos el día internacional de la mujer trabajadora. Escribimos en nuestro anterior artículo sobre algunas campañas en favor del género femenino comentando las campañas de la marca deportiva NIKE. Todos los años se hace mucho eco con campañas reivindicativas y no es para menos. Es tal la proliferación de la publicidad reivindicativas sobre el Día de la Mujer Trabajadora que hasta se ha creado un nuevo concepto llamado “marketing de igualdad”.

La sociedad ha cambiado mucho en este último siglo, así como la tecnología que utilizamos, la sociedad en la que vivimos, los diversos trabajos a los que podemos optar, etc. Es efecto de la multiculturalidad, la internacionalidad y la expansión sin fronteras de la información. Estos cambios, además, se han venido sucediendo a un ritmo vertiginoso durante los últimos años. Pensemos en los últimos 10 en torno sólo a un gremio: la telefonía. El mundo digital y las revoluciones sociales van muy de la mano. Todo son adaptaciones e influencias por presión social. En todo caso, podríamos decir que es progreso. El marketing con este nuevo paradigma humano, también se ha amoldado, aprovechando un hueco perfecto para meterse y evolucionar en un click, promoviendo nuevas iniciativas, cambios, contenido educacional, influyente, motivador.

Hablamos de una capacidad del marketing para transformar e influir en comportamientos. Este tipo de marketing es toda una herramienta de comunicación y movilización. Durante los últimos 50 años tenemos varios ejemplos en los que las campañas de publicidad audiovisual se han utilizado frecuentemente con varios clichés y estándares de belleza, con una serie de estereotipos que resultaban ofensivos aunque bastante aceptados en la sociedad. La mujer se quedaba relegada a una mera mujer objeto, joven y guapa, mejor si estaba delgadita, muy lejos de las aspiraciones de igualdad y la evolución del papel femenino en la sociedad actual . ¿Os acordáis de este anuncio? 🙁

Vitalinea de Danone anunciando su producto VITALÍNEA con el Equipo de Natación Sincronizada Español.

Hoy por hoy parece poco probable elegir este elenco de mujerones para un anuncio de yogures. Se tiende a mostrar más la realidad. Pero durante años hemos visto el típico cuerpo “danone” asociado a un tipo de mujer delgada y con un físico cuidado y musculado. De todos modos, podríamos ver que aunque ahora reflejemos una imagen más real, o más feminista, ¿no nos estamos pasando y estamos cruzando la delgada línea de la demagogia? Ahora, vemos tendencias sexistas, promoviendo guerras entre sexos cuando no deberíamos hacer tanto hincapié en el género, puesto que éste es el primer síntoma de un complejo de inferioridad. ¿Hasta que punto es positivo insistir tanto en “las bondades” de las posibilidades de la mujer? Dejo la reflexión para vosotros, mis queridos lectores.

Femvertising

¿Te suena este término? Es sinónimo del marketing de igualdad del que te escribo, pero en un plan más “cool” y millenial. El llamado FEMVERTISING, nueva tendencia de marketing, está muy bien explicado por mi colega Antonella Catucci en su artículo publicado en el Marketing Insider Review.

Gracias a todas nuestras @compañeras que lo intentan todos los días con uñas y dientes.