Y por qué digo esto así, ¡sin anestesia! A ver, no quiero decir que el marketing social sea malo ni mucho menos, pero es, sin ninguna duda, un tipo de marketing arriesgado en el que estás metiendo a tu negocio en temáticas de asuntos públicos donde te posicionas con un determinado juicio de valor. Esto es, te estás desmarcando de tu negocio, de tu venta de productos o servicios, y te estás metiendo de alguna forma en la boca del lobo: en temas sociales. ¿Y por qué puede ser negativo? Porque quizás puedas tener a un determinado público enamorado de tu marca que cambie de opinión al conocer más la forma de pensar que respalda tu empresa, y por ende, perder un «brand ambassador». Eso sí, no hay mal que por bien no venga. Cuanto antes te deshagas de los «no propios», mejor.

Si todavía no te estás enterando de la peli, hablo del marketing social, ese tipo de marketing que utiliza conocimientos y técnicas del mercado para crear acciones que ayuden a promover el bienestar de alguna esfera de la sociedad. Es decir, aprovecha coyunturas sociales y problemas de la comunidad, para ayudar de manera positiva a las personas al mismo tiempo que divulga la marca y los valores que la acompañan con ese apoyo.

Todo dependerá mucho de cada empresa, de sus objetivos a corto, medio y largo plazo, y si le interesa esta estrategia. Como digo, es delicada. Cuando una empresa crea este tipo de campañas para ayudar a la sociedad, disminuir problemas existentes, posicionarse y concienciar a la ciudadanía, incluso formarla, es una marca que será vista de otra forma por el público. Es decir, se convertirá una empresa con un compromiso social determinante, donde el negocio y lucrarse no lo es todo, si que lo son las PERSONAS. Esa empresa empática, emprendedora, atrevida y valiente, merecerá todo mi respeto. Como consumidor, como competidor, como empleado. Los consumidores actuales buscamos compañías socialmente responsables, que muestren VALORES.

Smart, ¿no te parece?

Ahora bien, hay causas que deben ser defendibles sí o sí. Un ejemplo que me encanta es este vídeo de Burguer King. Últimamente nombro mucho a esta marca en mis artículos, pero es que me da mucho juego, me parece brillante en sus campañas, y os prometo que cero comisión (¡ya me gustaría!; Este vídeo que fue un éxito, súper trabajado, recurriendo incluso a un experimento social para defender su postura de manera abierta, pretendía posicionarse contra el bullying infantil en los EE.UU. además de dar una lección de humildad/humanidad a sus propios consumidores. No te lo pierdas, publicado en mis redes sociales:

Busco opiniones: ¿conoces muchos experimentos sociales de este tipo? ¡Dime ejemplos!

Much health, #followersyfollowars